12 de Diciembre de 2018
21:44
Atención al Cliente933 18 44 12
660 08 53 25
0
0 €
Volver
Lotería y Criptomonedas: ¿colaboración a futuro?

La lotería apela a una tendencia natural que tenemos las personas por arriesgar un poco para lograr obtener algo mucho mayor, más interesante o cuantioso que lo que teníamos al principio. De hecho, es por este deseo de obtener una ganancia que invertimos en fondos de ahorro, al final, es un tipo de lotería, pero menos arriesgada y con menor retorno espectacular de ganancia.

Ya hemos hablado en el blog de Loterías Valdés de cómo el jugar a la lotería puede funcionar como un complemento para una vida de planeación y ahorro. No sólo porque jugar a la quiniela, o ganar el gordo de la lotería de Navidad nos puede reportar un premio que seguramente facilitará enormemente nuestra planeación a futuro, sino también porque es una forma de dar rienda suelta a ese deseo de aventura, ganancia y tesoros que todos llevamos dentro.

 Y no sólo la lotería nos permite dar salida a este impulso financieramente aventurero. Invertir en acciones en la bolsa de valores es una montaña rusa mucho más acelerada, con ganancias (y pérdidas) mucho más intensas. Y este es sólo un ejemplo. En el mercado siempre nacen y se asientan nuevas formas de invertir, apostar y ganar dinero, y algunas parecen complementar perfectamente el espíritu lúdico y casi familiar de la lotería, en tanto que otras apelan al espíritu independiente y espectacular tan característico de la personalidad milenial.

Entre ellas, hay una que desde nuestra experiencia como administradores de una lotería nos llama muchísimo la atención: las de las criptomonedas. ¿Qué son estas nuevas formas de invertir, ahorrar y jugar un poco? ¿Qué tanto se parecen a nuestra tradicional lotería y cómo la complementan? La realidad es que creemos que estas dos formas de invertir y jugar tiran mucho de la pasión humana por el azar, y vamos a explicar por qué creemos que puede haber una colaboración a futuro entre ambas.

¿Qué son las criptomonedas?

En la actualidad las criptomonedas se han convertido en un fenómeno global, conocidas por muchísimas personas en todas latitudes. Aun así, saber realmente qué son pareciera un conocimiento un tanto misterioso y propio de las personas con conocimientos técnicos, la realidad es que bancos, gobiernos y empresas en todo el mundo ya están bien conscientes de su importancia. 

Origen

Estas monedas "virtuales" han capturado el imaginario colectivo. Parecieran un unicornio mágico, parecieran el camino a la fortuna (de la misma forma, podríamos decir, que el comprar un boleto de lotería, pero de una forma mucho más mistificada), y por ello puede resultar un poco confuso comprender de qué se trata todo esto.

El origen de las criptomonedas es bastante original. No muchas personas lo saben, pero nacieron como beneficio colateral de otra invención. Satoshi Nakamoto el (muy poco conocido) inventor de Bitcoin, la primera criptomoneda y la más reconocida, ni siquiera tenía en mente inventar una "moneda corriente".

Lo que él quería era crear una red entre pares (peer-to-peer, en inglés) que evitara las dobles transacciones, y con ello encontró una forma de construir un sistema de moneda digital totalmente descentralizado. No es extraño que Nakamoto se haya inspirado en la forma en que se compartían archivos en los años noventa. Su análisis de sistemas que hoy en día ya parecen arcaicos (como la plataforma peer-to-peer Ares en que se podían compartir archivos musicales), le permitió crear una red de pagos sin cuentas, balances ni transacciones. Es una forma de pago en que no se necesita un servidor que centralice los pagos, sino que se comparte el trabajo. Cada entidad (persona o empresa) que participa de una transacción comparte una parte de la misma. 

Para que el sistema funcione, se necesita consenso absoluto. Y la gran innovación de Nakamoto fue lograr este consenso sin una autoridad financiera central. Las criptomonedas fueron una parte central de esta solución y al mismo tiempo le otorgaron ese encanto de "maravilla financiera" que le permitieron tener el éxito del que goza hoy en día.

Definiciones

Pero toda esta historia de transacciones y confianza financiera entre pares no nos dice qué es concretamente una criptomoneda. Lo que podemos decir es que las criptomonedas son entradas ordenadas en una base de datos que nadie puede cambiar a menos que cumpla con condiciones específicas. Y, de hecho, cualquier moneda puede entenderse de esta misma forma. Pensemos en el dinero que tenemos en nuestra cuenta en el banco, también se conforma de entradas en una base de datos. Hasta las monedas y billetes físicos cumplen con este requisito. Todo el dinero existente es una entrada verificada en una base de datos que registra cuentas, balances y transacciones.

Las criptomonedas como Bitcoin consisten en una red de individuos. Cada individuo posee un registro de la historia completa de las transacciones y, por lo tanto, del balance de cada cuenta. Una transacción es un archivo que dice algo así como "Juan le da la bitcoin X a Pedro". Y Juan tiene que firmar esta transacción con su clave privada. La transacción se comparte en un sistema p2p básico (como el que ya mencionábamos de Ares) y rápidamente es conocida por toda la red. Pero lo importante no es sólo que se conozca, sino que se confirme. Una vez confirmada, no puede cambiarse más, no puede revertirse, se convierte en un registro inmutable del historial de transacciones, en una parte de la cadena de cambio (blockchain, en inglés, es su nombre oficial).

Quienes pueden confirmar las transacciones son única y exclusivamente los "mineros". Estos servidores informáticos tienen el trabajo de tomar las transacciones, verificarlas como correctas y añadirlas a la base de datos. En ese momento, la transacción pasa a formar parte de la blockchain y no puede revertirse o modificarse. Por este trabajo, los mineros reciben un "premio" en la criptomoneda en cuestión.

¿De dónde viene el valor de la criptomoneda?

¿En dónde radica el valor de estas monedas? Si no tienen "sustento" en una cuenta bancaria, ¿cómo es que adquieren su valor? Si lo pensamos detenidamente, este tipo de monedas, funcionando como una red descentralizada de individuos que mantienen un consenso absoluto sobre cuentas y balances son más una "moneda corriente" que los números en nuestra cuenta bancaria. Esos números también son simples entradas en una base de datos, cambiados por personas que no vemos y en base a reglas que no conocemos. En cambio, las criptomonedas son entradas de “tokens” (token en inglés se traduce como símbolo, señal o ficha) en una base de datos consensuada, y el proceso está fortalecido y solidificado gracias a una fortísima criptografía. Exactamente es eso lo que les da valor: no están fundamentadas en un depósito de oro, sino por criptogramas matemáticos. Qué tan loco es que esa criptografía matemática sea más sólida que cualquier depósito físico.

Las transacciones en criptomonedas

Las transacciones realizadas con criptomonedas tienen ciertas características (que son igualmente válidas para Bitcoin o para otras criptomonedas, como pueden ser Litecoin y Ethereum). A saber: son transacciones irreversibles, pues una vez aprobado el cambio en la blockchain por parte de los mineros, no hay cambio ni retractación posible; las transacciones se realizan vía pseudónimos, lo que hace difícil conectarlas con las identidades reales de quienes las realizaron; son rápidas y globales, no tienen asiento geográfico limitado y se hace tan rápido una transacción con un vecino que con alguien del otro lado del mundo; son seguras, gracias al complejo sistema criptográfico que lo hace virtualmente imposible de romper; no se requieren permisos especiales.

Otra característica interesante de las criptomonedas es que su propia naturaleza matemática limita la cantidad de "tokens" que puedan existir. El suministro de "tokens" está escrito en el propio código matemático.

Además, no están sometidas a la inflación o deflación de un país o una moneda del "mundo real". En sí, son una especie de oro digital lejos de influencias políticas que ofrecen la promesa de preservar e incrementar su valor con el tiempo. También son una forma fácil de pagar a escala global. 

Y si bien el valor original de las criptomonedas era ser una forma de pago segura, actualmente también han adquirido un gran valor en la especulación y en el mercado accionario. De hecho, le han dado origen a una dinámica creciente de inversores y especuladores. Los intercambios globales en criptomonedas son superiores a la realizada en la mayor parte de los mercados accionarios europeos.

Evidentemente, no todo es oro en el mundo de las criptomonedas. Muchas nacen y mueren llevándose de forma fugaz las esperanzas e inversiones de quienes creyeron en ellas. El anonimato de los pagos realizados con estas monedas permite que sean la forma de pago en la oscura e infamemente famosa "web profunda", en cuestiones claramente ilegales.

Pero hay dos cosas que son innegables: la primera es que la tecnología del blockchain es un paso más en la digitalización de procesos cotidianos. Es una forma de asegurar, de dar confianza a procesos que al entrar al mundo del internet de las cosas parecen frágiles e inestables. La tecnología de tokens en una cadena de bloques puede aplicarse no sólo a las criptomonedas, sus alcances apenas están empezando a vislumbrarse y pueden impactar positivamente la forma de tratar datos e intercambiarlos.

La segunda, es que esta tecnología ha impactado tanto a escala internacional precisamente porque ofrece dos cosas que tientan a todas las personas: la seguridad en las transacciones y una pizca de resultados azarosos al invertir. Y es precisamente ahí donde encontramos un punto de encuentro entre esta novedosa tecnología y nuestra querida lotería.

¿Socios a futuro?

Comprar lotería online es tan fácil y sencillo que bastan un par de clics para lograr elegir y adquirir nuestra combinación de números preferida. Pero no resulta difícil imaginar un futuro en que esta simplicidad venga acompañada de la seguridad y la diversidad que ofrecen las criptomonedas en la actualidad. La tecnología segura del blockchain parece tener mucho que ver con la noción de confianza informática que es tan importante para la venta online.

Al mismo tiempo, las criptomonedas ofrecen una internacionalidad que es atractivísima para las personas que desean invertir con posibles ganancias astronómicas. Y claro,

Si combinásemos la estructura existente en la lotería, las opciones lúdicas y recreativas, con el factor aleatorio pero segurísimo a la vez que ofrecen las criptomonedas, las opciones de diversión y ganancia podrían ser infinitas.

Y todo ello no es un sueño absurdo. Si hace un par de décadas nos hubieran dicho la importancia que para la lotería tendría la venta online e incluso la venta vía apps y dispositivos móviles, quizá no lo habríamos creído. Si la lotería llevaba décadas (podríamos decir siglos) existiendo de la misma forma, ¿por qué habría de cambiar?

Pues cambió. Y estos cambios son sólo los primeros. Vislumbramos para la lotería una gran evolución tecnológica, una incorporación de innovaciones y la creación de nuevas formas de disfrutar de esta centenaria tradición, ¿tú qué piensas?

Lotería Valdés
Jordi García Valdés
La Rambla, 88-94
08002 Barcelona (Barcelona)
36563237-E
933 18 44 12
660 08 53 25
©2018 GADMIN®. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Los logotipos de juegos y loterías utilizados en esta web son propiedad de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE). Esta web sólo hace uso de ellos a modo meramente identificativo para falicitar la elección y selección del apostante


La administración de Loterías Valdés en Barcelona le ofrece la posibilidad de comprar los décimos de Lotería online.

Podrás jugar a la Lotería Nacional, Lotería de Navidad, Lotería del Niño, Primitiva, Euromillones, Bonoloto, Quiniela y Quinigol

Atención al clienteL-V:09:00h - 18:00hS:09:00h - 12:30h
Juegos y Apuestas
Medio de pago Visa Visa Visa Visa
Web Segura
Juego Responsable+18