27 de Junio de 2019
11:04
Atención al Cliente933 18 44 12
660 08 53 25
0
0 €
Volver
Cinco gustos lujosos que podrías darte si ganas la lotería

Ganar la lotería es un sueño que acariciamos todos en algún momento de nuestra vida. Y muy probablemente en más de una ocasión. En el imaginario colectivo, es una forma mágica de solucionar todos nuestros problemas.

¿Puedes imaginarlo? De pronto ganar uno de los premios mayores de un gran sorteo, sea el Euromillones, la Primitiva o la mítica Lotería de Navidad, y tener todas nuestras necesidades resueltas para siempre.

Pero no sólo nuestras necesidades básicas. Ganar la lotería puede traducirse en mucho más que simplemente pagar la hipoteca de nuestro piso y terminar de pagar las cuotas de nuestro automóvil. Para aquellos afortunados que ganan un gran premio, ganar la lotería se convierte en un pasaporte a cumplir los sueños más alocados y quizá un poco salvajes.

Recorramos un poco esos gustos llenos de lujo exuberante que todos albergamos en nuestro corazón, y los cuales podríamos satisfacer si ganáramos un premio mayor. Pero recordemos antes que, para ganar, primero hay que jugar: y en la actualidad comprar un décimo de lotería es de lo más fácil, pues puedes hacerlo online o desde tu móvil con apenas unos clics.

1. Una mansión de ensueño

Este es uno de los sueños más recurrentes que solemos vincular con un premio de la lotería. ¿Quién no acaricia en su mente contar con una mansión como las que poseen las estrellas hollywoodenses? Sin duda alguna, es algo que haría feliz a cualquiera.

Una gran residencia con un terreno enorme que albergue un jardín francés con un césped perfecto. En el medio de este gran jardín, una gran piscina climatizada, de ser posible techada y con una hermosa terraza alrededor, perfectamente decorada con sillones cómodos y agradables, una iluminación sofisticada para las noches de verano con los amigos, y ¿por qué no? Algunas palmeras rodeando este pequeño rincón de paraíso.

Al interior, esta mansión tendría una disposición amplia y moderna, con mobiliario diseñado específicamente para cada una de las habitaciones. Una habitación con un dressing integrado, lleno de espejos y muchísimos pequeños cajones y espacios para guardar nuestro amplio y elegante guardarropa (y también una buena cantidad de zapatos de diseñador). Una cama extremadamente cómoda y especial: por ejemplo, una gran cama doble tamaño, con sábanas de seda y unos almohadones confortables y perfectos para una gran noche de descanso.

Un salón perfectamente bien decorado, ideal para recibir amistades y familia. Quizá una gran chimenea para las noches invernales, y una serie de sofás cómodos e invitadores.

Y por qué no soñar también con una amplísima y cómoda cocina de un buen diseñador de interiores, que nos permita dedicarnos con tranquilidad a preparar los platillos preferidos de nuestros seres queridos.

Sin duda alguna esta descripción es más que suficiente para hacer soñar a propios y extraños, pero quizá haya otros que sueñen más bien con una pequeña cabaña acogedora en medio del bosque, bien equipada y llena de detalles, pero íntima y alejada del ruido de la gran ciudad. Habrá algunos más cuyo sueño de casa ideal sea una hermosa residencia cerca de la playa o quizá un lujoso piso en un barrio residencial en una gran ciudad cosmopolita.

Lo que es sin duda cierto es que si ganas el premio mayor de la lotería, podrás comprarte la casa de tus sueños y darle la forma que siempre has deseado a cada uno de sus rincones.

2. El viaje más deseado

Otra de las cosas que generan fantasías en propios y extraños es viajar. Si bien en los últimos años los viajes se han “democratizado” y es más fácil encontrar opciones económicas y formas no muy caras de viajar y recorrer sitios hermosos a lo largo y ancho del planeta, viajar es mucho más fácil si se cuentan con los recursos económicos para hacerlo tranquilos y sin sobresaltos.

Recorrer Europa visitando las ciudades más representativas de nuestro continente: País, Roma, Berlín, Londres…y después seguir recorriendo otros rincones menos famosos, pero igualmente adorables: Edimburgo, Belfast, Ámsterdam y Bruselas, Sarajevo y Kiev… y después seguir recorriendo hasta el último rincón de nuestro hermoso continente, del sur mediterráneo al norte glacial.

Pero ese sería sólo el principio, después está el sueño (quizá nutrido por ver tantos films americanos) de hacer un “road trip” por las autopistas americanas, de New York a Los Ángeles, o quizá Miami, Portland, las montañas Rocosas.

Y hay quien quisiera que este viaje de ensueño fuese sólo por paraísos tropicales: islas en el Pacífico, el Caribe, y el fabulosamente cálido sudeste asiático. Y en este recorrido de playas paradisíacas no pueden faltar nuestras propias islas: las Baleares, por ejemplo, y las hermosas playas del sur de la península Ibérica.

Para algunas personas más, el viaje ideal los llevaría a sitios culturales icónicos: visitar las pirámides de Egipto, recorrer templos japoneses, la muralla china, Machu Pichu y las ruinas de pirámides enclavadas en la selva mexicana. Y por qué no, visitar los museos más famosos del mundo: el Louvre en París, los museos artísticos en New York y Madrid…

Finalmente, habrá personas cuyo viaje ideal sea uno que les permita estar en contacto con las maravillas de la naturaleza: los fiordos noruegos, las cataratas Victoria y la sabana africana, la Patagonia argentina en el “fin del mundo”, el paisaje neozelandés…

La cuestión es que, si ganas la lotería, cualquiera de estos viajes perfectos estará al alcance de tu mano, y es sin duda una de las formas lujosas y extravagantes en que podrás gastar un premio “gordo” en uno de nuestros sorteos.

3. Comida exquisita

Otra forma de darse un gusto que le dé placer y satisfacción a todos nuestros sentidos es sin duda alguna comer deliciosos platillos.

Visitar un restaurante con estrellas Michelin, recorrer restaurantes cuyos chefs experimenten con los sabores de antaño en nuevas y emocionantes combinaciones. Y por supuesto, también visitar otros restaurantes cuyos menús ofrezcan preparaciones llenas de tradición y cultura local: deliciosos mariscos, carnes y conservas exquisitas, verduras y legumbres preparadas con cuidado y con una gran maestría culinaria.

Invitar a toda nuestra familia a un lujoso restaurante en nuestra propia ciudad o bien, mezclar un poco estos sueños y hacer un viaje gastronómico: comer pizza y gelatto en Italia, degustar un refinado menú francés, disfrutar del auténtico sushi japonés y de las deliciosas sopas que se preparan en Indonesia o Vietnam…las posibilidades gastronómicas que ofrece el mundo son infinitas, y un monedero lleno después de haber ganado la lotería es una llave de entrada a un universo de sabores y olores que seguramente nos provocará una gran felicidad.

4. Aventuras extremas

Siguiendo con el ritmo que nos impone la idea de poder viajar, comer y disfrutar sin pensar en mantener un apretado presupuesto, podemos darnos el lujo de vivir aventuras extremas e inolvidables. Desde pasar una temporada disfrutando de deportes de invierno tales como el esquí y la escalada, o quizá mudarse a Hawái para vivir surfeando las olas más reconocidas del mundo, o simplemente buscar sitios para hacer cosas tan emocionantes como dar un paseo en globo aerostático (¿quizá Estambul?), o ir a un lugar tan cercano y maravilloso como la Costa Brava para practicar el Stand-up Paddle, el paracaidismo o el buceo…

Aventuras emocionantes como visitar el Everest o atravesar el océano en un crucero, recorrer el desierto del Sahara… el mundo está lleno de rincones que proponen las más locas experiencias y sin duda vivirlas será mucho más placentero si contamos con los recursos y la tranquilidad financiera para hacerlo a fondo.

 

5. Cuidado personal de lujo

¿Quién no ha soñado despierto con tomar unas vacaciones llenas de pequeños placeres lujosos que tengan un impacto positivo y agradable en nuestra salud? Pasar una temporada en un spa de primer nivel, en el que tomemos baños de vapor con olores exóticos y después disfrutar de cómo especialistas nos aplican mascarillas tonificantes y revigorizantes para nuestra piel y nuestros músculos, pasar el tiempo en piscinas decoradas con delicadeza y después vivificar nuestro cuerpo y mente con extraordinarias sesiones de aromaterapia. En todo este panorama de baños de vapor, saunas, y piscinas, no harán falta los masajes expertos para que la sensación de felicidad que acompaña a ganar un premio mayor de la lotería se quede con nosotros por mucho tiempo.

Evidentemente, estos “lujos” o placeres meramente materiales son sólo una de las formas en que podemos gastar nuestras cuantiosas ganancias en caso de ser los señalados por la fortuna y ganar un premio mayor de la lotería. Está la posibilidad de compartir con la familia, de ayudar a una causa benéfica, de involucrarse en una asociación filantrópica…

Pero es necesario que, de ganar la lotería (como en cualquier pequeño logro económico de nuestra vida) nos permitamos darnos un placer egoísta y hacernos sentir que merecemos ese par de zapatos que hemos anhelado toda la vida, o visitar ese sitio lejano que nos ha hecho soñar desde la más pequeña infancia, o tener una casa que se parezca a la casa de nuestros sueños.

Lo ideal es el equilibrio (como en una gran parte de los aspectos de la vida), y que si bien compartir es una forma maravillosa de enriquecernos personalmente en formas que no son forzosamente materiales, todos merecemos ese pequeño placer netamente material que ha vivido en nuestras fantasías desde siempre.

Desde Loterías Valdés, hemos visto ganadores de pequeños y grandes premios, y desde el simple hecho de pagarse una cena de lujo o pagar los estudios de los hijos, hasta los más maravillosos sueños como comprarse un yate (y la casa en la costa que lo acompañe), hemos sido testigos de cómo esos placeres que pueden parecer “banales”, mejoran enormemente la vida de nuestros clientes.

Elige el sorteo que más te agrade y te enamore y decide la forma de jugar: comprando tu billete en nuestra administración (en donde nos encantará recibirte), o bien, entrando a nuestra web y comprando tu décimo de lotería online.

Lotería Valdés
Jordi García Valdés
La Rambla, 88-94
08002 Barcelona (Barcelona)
36563237-E
933 18 44 12
660 08 53 25
©2018 GADMIN®. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Los logotipos de juegos y loterías utilizados en esta web son propiedad de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE). Esta web sólo hace uso de ellos a modo meramente identificativo para falicitar la elección y selección del apostante


La administración de Loterías Valdés en Barcelona le ofrece la posibilidad de comprar los décimos de Lotería online.

Podrás jugar a la Lotería Nacional, Lotería de Navidad, Lotería del Niño, Primitiva, Euromillones, Bonoloto, Quiniela y Quinigol

Atención al clienteL-V:09:00h - 18:00hS:09:00h - 12:30h
Juegos y Apuestas
Medio de pago Visa Visa Visa Visa
Web Segura
Juego Responsable+18